//Hablamos de una estrategia de eficiencia energética donde las agencias sean fundamentales

Hablamos de una estrategia de eficiencia energética donde las agencias sean fundamentales

RICARDO GONZÁLEZ MANTERO

Director del Ente Regional de la Energía de Castilla y León y Vicepresidente de ENERAGEN

Vamos a movilizar inversiones en eficiencia energética por valor de casi 800 millones de euros

Hablamos con el Vicepresidente de EnerAgen sobre una estrategia de eficiencia energética donde las agencias sean fundamentales

  • ¿A qué retos se enfrenta la política energética actual respecto a la eficiencia energética?

  • Ricardo González: La energía se puede considerar como un bien de primera necesidad, y por ello es importante hacer un uso racional y respetuoso de la misma, pues solo de esta forma se contribuirá a mitigar el cambio climático y a reducir la dependencia de mercados exteriores.

    En este contexto, la eficiencia energética debe considerarse como una fuente energética más. Si no somos eficientes en el uso y consumo de la energía será necesario utilizar otras fuentes energéticas convencionales, con lo que el cambio climático se acelerará y tendrá consecuencias negativas en las próximas generaciones. Además, nos obligará a depender de la energía de otros países, lo que en ocasiones puede exponernos a las circunstancias y vaivenes de conflictos exteriores.

  • ¿En Castilla y León tienen ya una Estrategia de Eficiencia Energética 2016-2020 ¿Qué establece esa estrategia? ¿Cuáles son las prioridades?

  • Ricardo González: Efectivamente, la Junta de Castilla y León ha elaborado una Estrategia de Eficiencia Energética con horizonte en 2020, cuya prioridad fundamental es conseguir un ahorro energético en 2020 del 32,45% y reducir las emisiones de CO2 en 2,5 millones de toneladas, intentando que nuestras ciudades sean más confortables, nuestras empresas más competitivas y nuestras administraciones públicas más eficaces.

  • ¿Qué metodología se ha seguido para el diseño de la Estrategia?

  • Ricardo González: Para la elaboración de la Estrategia se ha llevado a cabo un profundo estudio del uso y consumo energético en nuestra Comunidad Autónoma, analizando las fuentes energéticas, así como los sectores consumidores.
    Se ha determinado energéticamente cómo es y como está nuestra región, cuanta energía se produce dentro de nuestro territorio, cuanto se consume, donde está nuestro sector productivo en relación al consumo energético, nuestra edificación, nuestras administraciones públicas y nuestro transporte.
    A partir de ahí se han elaborado tres escenarios posibles, proyectados entre los años 2007 y 2020, interrelacionando las distintas variables de actividad, población, edificación, número de vehículos, etc., y observando las diferencias de consumo que alcanzaríamos en 2020 en función de que aplicásemos o no medidas de eficiencia energética. También se ha estudiado qué consumo energético debería alcanzarse para conseguir el objetivo marcado por la UE para 2020 determinando en valor absoluto, con los ajustes necesarios, el consumo de energía primaria en nuestra Comunidad en los tres escenarios.

  • ¿Cuáles son los sectores prioritarios?

  • Ricardo González: Después de realizar el estudio que he indicado, analizando el uso y el consumo, las áreas estratégicas que se han identificado son: industria, edificación, transporte, Entidades Locales, Administración Autonómica, I+D+i y comunicación, formación y difusión.

  • ¿Cómo se han identificado esos sectores?

  • Ricardo González: Para cada área estratégica se han estudiado parámetros representativos. Por ejemplo, en el caso de la industria, se han analizado los subsectores más presentes en nuestra Comunidad –como el auxiliar del automóvil, lácteo, cerámico…–, el número de empleados, la actividad económica, etcétera. En el caso de la edificación se han tenido en cuenta el número de edificios de una y otra tipología, la dispersión territorial o la tipología de las instalaciones. Respecto al transporte, se ha estudiado el número de automóviles, camiones, autobuses, los kilómetros de vías de bicicleta, los servicios públicos de transporte y las nuevas tecnologías tales como el vehículo eléctrico, el GNC, GNL, GLP. En cuanto a las entidades locales, se han identificado los distintos servicios que ofrecen a los ciudadanos como alumbrado público, depuración y distribución de agua… En el ámbito de la Administración autonómica, se ha utilizado la aplicación informática OPTE, desarrollada por el EREN, para analizar las curvas de consumo, tanto eléctrico como de combustible para calefacción y ACS, calculando así las posibilidades de ahorro y mejora de la eficiencia energética. Por último, y sobre los aspectos relacionados con la I+D+i, se han analizado los trabajos en materia de eficiencia energética y la red de investigadores de nuestras universidades públicas.

  • Por ejemplo en el sector transporte, ¿están la movilidad sostenible y el transporte limpio y eficiente entre sus prioridades?

  • Ricardo González: Sin duda. Precisamente el sector más consumidor de energía en Castilla y León es el sector transporte, pues supone el casi el 40% del consumo total de energía primaria debido fundamentalmente a que a nuestra Comunidad es una región de paso y, por lo tanto, los vehículos tienen un gran peso en el consumo final.
    En este sentido, en el marco de la Estrategia de Eficiencia Energética se está desarrollando un proyecto de inclusión del vehículo eléctrico en la flota de la nuestra Administración autonómica, desplegando una red básica de puntos de recarga de vehículos eléctricos, que ya cuenta con 62 equipos de recarga en 56 ubicaciones en distintos edificios repartidos por todas las provincias, estableciendo un mallado que permita la recarga de los vehículos en toda la Comunidad en el menor tiempo posible.

  • ¿Generarán una inversión relevante a partir de actuaciones energéticas que se realicen?

  • Ricardo González: Así es. La aplicación de la Estrategia movilizará inversiones por valor de casi 800 millones de euros, de los que el 31,4%, esto es 251,2 millones, serán inversión pública vía inversión directa, subvenciones y préstamos a bajo interés, y el resto, 547,9 millones (el 68,6%) será inversión privada.

  • ¿Cree que las administraciones públicas de los diferentes ámbitos y en concreto las agencias de energía deben ser especialmente activas realizando actuaciones en sus propias instalaciones?

  • Ricardo González: Una de las mejoras acciones de difusión en materia de eficiencia energética es el ejemplo y la demostración. Por ello, considero necesario y obligatorio que las Agencias de Energía lleven a cabo proyectos que sean ejemplarizantes para el resto de consumidores. Las empresas, los ciudadanos, las entidades locales siempre se fijan en las acciones de la administración autonómica, y especialmente en materia de eficiencia energética no sólo hay que recomendar, sino también “predicar” con el ejemplo. Por ello, es preciso contar con las Agencias como motores de divulgación y para poner en marcha actuaciones ejemplarizantes, ya que su experiencia y profesionalidad es muy aprovechable en las políticas energéticas de cada región.
    Además, pienso que deben ser las Agencias de Energía las que aborden proyectos de tecnologías avanzadas, como por ejemplo está haciendo el EREN, con la puesta en marcha de un proyecto de tecnología led adaptativa al entorno laboral en nuestra sede, con la implementación de SGE-ISO-50001 o, con la incorporación de sondas de toma de datos para generar el balance instantáneo de consumo de energía.

  • ¿Considera que diseñar una estrategia de eficiencia energética es viable para las los distintos ámbitos territoriales?

  • Ricardo González: Sí, por supuesto. Cada ámbito territorial tendrá sus peculiaridades pero, sin duda, tener un marco de referencia que establezca la hoja de ruta a seguir para llevar a cabo iniciativas en materia de eficiencia energética permite hacer un seguimiento sobre los logros conseguidos, así como reorientar, en caso necesario, las posibles actuaciones. La planificación a medio y largo plazo es algo que debemos hacer en todas las temáticas, pero en eficiencia energética aún más. Con ello, se pueden estudiar las líneas de actuación y las medidas a aplicar más lógicas y más eficaces en cada ámbito y, sobre todo, medir el grado de cumplimiento y los porcentajes de reducción del consumo energético y de emisiones.

  • ¿Cuál es el papel de la agencia en esta estrategia?

  • Ricardo González: La Agencia de Energía es el instrumento necesario que tiene la administración general, especialmente cercana a sus ámbitos territoriales de actuación, para analizar qué está ocurriendo con el uso y el consumo energético y cuáles son los sectores a tener en cuenta. Debe ser el ente que informe y proponga los objetivos a conseguir y el que haga seguimiento de los logros conseguidos o los ajustes necesarios en caso de desvíos. Debe coordinar a los diferentes departamentos implicados en llevar a cabo una estrategia de eficiencia energética de forma coordinada y eficaz.

2017-11-08T08:50:57+00:00 6 de noviembre, 2017|Entrevistas|